El pasado miércoles 5 de febrero, Proyecto Colmena participó del primer encuentro de la comisión técnica de asesores de Reciclaje y Medio Ambiente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). El encuentro se realizó en la ciudad de Buenos Aires, en la sede de la entidad ubicada en calle Belgrano 172.

Participaron del encuentro autoridades del INAES y referentes de organizaciones sociales que tienen como objetivo la recuperación de residuos, el reciclaje y la promoción de nuevas alternativas de gestión de desperdicios, como es el caso de la Cooperativa Creando Conciencia y la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT). En representación de Colmena participaron Abel Domínguez e Iván Zubilewicz, Director Ejecutivo del Proyecto.

En el marco del encuentro, Sebastián Valdecantos, Dr. en Economía especialista en blockchain y referente del INAES, analizó la importancia de Proyecto Colmena: "Tiene que ver no sólo con la separación de residuos en origen y la generación de mejores condiciones de trabajo para las personas que se dedican a la actividad del reciclaje, sino también la puesta en valor de todo el material que se recupera. Se trata de resolver problemas ambientales, a la vez de generar más fuentes de trabajo y también, posiblemente, colaborar en cuestiones coyunturales de la situación de la Argentina de hoy, como por ejemplo ahorrar divisas”.

En ese sentido, Valdecantos, quien además se desempeña como Director de Innovación Económica en el Consejo Consultivo de Proyecto Colmena en Campo Viera, agregó que si la comunidad puede producir localmente distintos tipos de productos como resultado de una mejora en los procesos de gestión de los residuos, también estará haciendo un aporte a la resolución de problemas económicos estructurales que tiene Argentina; ya que Proyecto Colmena tiene además un agregado (que tal vez sea su aspecto distintivo) que es el aporte a la creación de una criptomoneda.

El especialista destacó: "Lo importante es que se propone una moneda que tiene como base el residuo que se recupera. Sobre la base del residuo que se recupera, se emite un activo que sirve para funcionar dentro de una comunidad. La primera experiencia será en Campo Viera, Misiones; pero el modelo puede ser implementado en cualquier otro municipio, porque en definitiva el respaldo que tiene este activo es mucho más importante que el que tienen los pesos que usamos normalmente. Los pesos que usamos normalmente se emiten de la nada, lo emiten los bancos sin ningún tipo de respaldo. Desde el año 1973 que en el mundo ya no existe más respaldo al dinero que se emite. En el caso de Proyecto Colmena, el respaldo de este activo local que se genera es el residuo que se recupera, se procesa y luego se comercializa. Entonces es ahí donde nosotros vemos que hay un potencial enorme, no sólo para generar trabajo sino también riquezas sobre la base de una gestión más eficiente de los residuos. Es un proyecto que es importante intentar generalizar a otros lugares del país", finalizó.

Por su parte, Héctor Szmidt, representante de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT), reflexionó sobre la potencialidad de abordar la problemática poniendo el foco en los pequeños generadores. En tal sentido, expresó: “Si cada hogar tiene sus residuos de manera diferenciada y recibe una recompensa en criptomonedas, que a su vez puede usar para pagar impuestos municipales o cualquier tipo de intercambio, estamos fidelizando al pequeño generador, y eso es una revolución”.

JELLYCOIN: UNA CRIPTOMONEDA SOCIAL, COLABORATIVA Y ECOLÓGICA

La criptomoneda generada para Proyecto Colmena lleva como nombre JellyCoin, haciendo referencia a la “Jalea Real” que producen la abejas de manera comunitaria en la colmena. La criptomoneda comenzará a funcionar en el Municipio de Campo Viera en una etapa de prueba en el transcurso de las próximas semanas.

Abel Dominguez, muy entusiasmado por el encuentro definió la reunión como  muy positiva, valoró la importancia que tiene que se estén trabajando estas temáticas sensibles con una mirada federal y que el Proyecto Colmena pueda ser protagonista en una mesa cargada de voluntades e ideas. 

Ivan Zubilewicz por su parte, agradeció a los organizadores por la invitación y por el espacio para compartir un nuevo modelo de gestión de Residuos basado en la economía colaborativa y la tecnología blockchain para que el ciudadano que recupera pueda ser retribuido de forma digital, transparente y segura. 

Con la implementación de Proyecto Colmena, la comunidad tiene la oportunidad de acceder a una dinamización de la economía local donde las necesidades de los ciudadanos se vinculen con los recursos disponibles mediante la moneda digital, social y complementaria JellyCoin recuperando los Residuos de los hogares o instituciones.