Las pruebas de implementación del Modelo Colmena en un lugar geográfico determinado tienen el objetivo general de coordinar a los ciudadanos interesados en una gestión eficiente de residuos, con el aplicativo Colmena, un lugar o espacio físico para recibir y acondicionar los residuos, y la creación de productos que respondan a necesidades locales a partir del reciclaje de residuos.

En la etapa de prueba, se busca fomentar la autonomía del ecosistema colaborativo de los usuarios. A través de la concientización y capacitación de los ciudadanos, implementar una alternativa de recuperación de residuos que a su vez retribuye a los participantes, como forma de impulsar hábitos amigables con el ambiente.

Con el sistema colaborativo dinámico, articular los medios y requerimientos demandados en logística y clasificación en el "Centro de Reciclaje" para proveer de materia prima a actores productivos. Estos actores o emprendimientos productivos aportan capital y esfuerzo para transformar los residuos en bienes industriales o finales, fomentando la generación de empleo genuino.

En cada lugar de implementación se proponen e impulsan convenios y ordenanzas municipales, acuerdos con diferentes entes públicos y privados para la puesta en marcha del modelo de gestión de residuo propuesto y el circuito de funcionamiento de la criptomoneda JellyCoin.